ADVERTISEMENT

ADVERTISEMENT

Bolo-rei: Un Festín Regio de Tradición Portuguesa – Historia y Receta Exquisita

Bienvenidos a la encantadora historia de un postre que corona las celebraciones portuguesas del 6 de enero: el Bolo-rei. Este delicioso manjar, cuyo nombre se traduce como “Pastel del Rey”, no solo es un festín para el paladar, sino que también está imbuido de una rica historia que se remonta al siglo XIX. Acompáñanos en este viaje culinario mientras exploramos el origen y te guiaremos a través de una receta única para recrear este regio deleite en tu propia cocina.

Bolo-rei: Un Viaje de Sabores desde Francia a Portugal:

La historia del Bolo-rei comienza cuando un empresario portugués, fascinado por el Gâteau des Rois francés (pastel de reyes), decidió adaptar la receta para deleitar los paladares portugueses. Este pastel originalmente francés era una exquisita mezcla de hojaldre y frangipane. Sin embargo, el ingenioso empresario luso transformó la receta, dotándola de una masa más densa y enriqueciéndola con pasas, frutos secos y frutas confitadas. Así nació el Bolo-rei, un pastel único que ha perdurado a lo largo de los siglos y se ha convertido en un símbolo de la festividad portuguesa del Día de Reyes.

Ingredientes que Coronarán Tu Bolo-rei:

  • 650 g de harina de fuerza
  • 250 ml de leche tibia
  • 25 g de levadura fresca
  • 120 g de azúcar
  • 120 g de mantequilla
  • 2 huevos y 1 yema
  • 10 g de sal
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • La ralladura de 1 limón y 1 naranja
  • Frutos secos 100 g
  • Uvas pasas sultanas o de Corinto 60 g
  • Huevo para pintar 1
  • Frutos secos para adornar 25 g
  • Azúcar humedecido para adornar
  • 1 haba y 1 figurita para esconder

El Proceso Real: Paso a Paso hacia la Dulce Realeza:

  1. Disuelve la levadura en la leche y reserva.
  2. En un bol grande, mezcla la harina con el azúcar y la sal. Haz un hueco en el centro y añade los huevos, la yema, la mantequilla derretida, el agua de azahar y las ralladuras de limón y naranja. Mezcla todo bien hasta obtener una masa homogénea.
  3. Añade la leche con la levadura y amasa durante unos 15 minutos, hasta que la masa sea elástica y se despegue de las paredes del bol. Puedes usar una amasadora eléctrica o hacerlo a mano sobre una superficie enharinada.
  4. Forma una bola con la masa y colócala en un bol engrasado. Cubre con un paño húmedo y deja que leve en un lugar cálido hasta que doble su volumen, aproximadamente 2 horas.
  5. Desgasifica la masa con las manos y dale forma de rosca. Puedes hacerlo haciendo un agujero en el centro y estirando la masa, o enrollando la masa en forma de cilindro y uniéndola por los extremos. Coloca la rosca en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y esconde el haba y la figurita en su interior. Cubre con un paño y deja que leve de nuevo hasta que doble su tamaño, unas 2 horas más.
  6. Precalienta el horno a 180ºC y pinta la superficie de la rosca con huevo batido. Decora con los frutos secos y el azúcar humedecido. Hornea durante unos 25-30 minutos, o hasta que el Bolo-rei esté dorado y cocido.
  7. Deja que se enfríe sobre una rejilla y ¡voilà! Disfruta de tu Bolo-rei casero, un auténtico tesoro culinario portugués.

Compartiendo la Tradición en Tu Mesa:

El Bolo-rei no es solo un postre, es un vínculo con la rica herencia portuguesa y una manera de compartir la magia de la temporada. Al reunir a familiares y amigos alrededor de tu mesa, estarás tejiendo una tradición que perdurará en el tiempo. ¡Que tu Bolo-rei sea el símbolo de la alegría y la dulzura en este día de celebración!

¡Bom apetite y Feliz Día de Reyes! 🇵🇹👑

ADVERTISEMENT

Laisser un commentaire

Quitter la version mobile